Las mejores dedicatorias de amor

Si quieres dedicarle unas palabras bonitas a esa persona que te gusta pero no sabes cómo hacerlo, quizá una dedicatoria romántica puede ser una buena manera de conseguirlo. Una dedicatoria acompañada de un regalo o de un bonito ramo de flores puede cambiar totalmente el rumbo de una relación, por eso hay que conocerlas.

Aquí te decimos cuáles son las mejores dedicatorias románticas para seducir a la persona de tus sueños.

Las dedicatorias de amor más románticas

dedicatorias de amor

  • Reconozco que no eres lo que buscaba en un principio pero poco a poco te has convertido al fin en todo lo que necesito.
  • Te podría decir miles de cosas, pero solo quiero recordarte que te quiero, que te adoro, y que en mi vida lo eres todo.
  • El amor que siento por ti es indescriptible, pero con este regalo espero que te des cuenta de lo que significas para mí.
  • Es increíble cómo pasa el tiempo, lo único que espero es tenerte siempre a mi lado.
  • Tu apoyo es todo lo que necesito para seguir adelante, eres la fuerza que necesito para superar los obstáculos. Te quiero mi amor.
  • Por muchas cosas malas que ocurran yo siempre estaré contigo, muchas gracias por ser mi pareja.
  • Pensaba que la perfección no existía, hasta que te conocí.
  • Eres la persona a la que más quiero, que seas mi pareja es el principal motivo por el que puedo despertar todos los días feliz, pensando en lo afortunado que soy. Gracias por existir.
  • Es cierto eso que dicen de que el amor es ciego, ya que desde que estoy contigo no tengo ojos para nadie más.
  • Juntos para siempre, te quiero mi vida.
  • Desde el día en el que te conocí pensé que eras lo más bonito que había visto en mi vida, hoy en día no lo pienso, estoy seguro de ello.
  • Te doy este regalo con el que quiero que comprendas que ya tengo todo lo que necesitaba porque he encontrado a mi princesa, pero necesito que tú también quieras que yo sea el príncipe azul de tus sueños.
  • Felicidades mi vida, sabes que cada vez que no estoy contigo te echo mucho de menos. Pero siempre vuelvo a recordar que a pesar de que vayamos a estar unas horas separados, tú sigues queriéndome y vamos a volver a estar juntos lo antes posible. Por todo eso hoy te quiero hacer este regalo. Te quiero.
  • Puedes levantar la vista hacia el cielo, aunque solo podrás ver las estrellas. Es mucho mejor que mires hacia mis ojos ya que podrás ver lo mucho que te quiero y todo lo que siento por ti.
  • La Luna es bonita y brillante, y podemos verla todas las noches. Por el día es el Sol el que nos da calor, pero cuando hablamos de mi corazón, eres tú la que mandas a todas horas, de día o de noche.
  • Tú eres todo lo que necesito en la vida, mi aire, mi corazón… por ello me gustaría que tú sintieras lo mismo por mí. Querría ser el aire que respiras para poder recorrer todo tu cuerpo, aunque lo que más me gustaría ser, es el amor de tu vida.
  • Quiero ser todo lo que me pidas. Lo haría todo por ti, por eso quiero que sepas que siempre voy a estar a tu lado.
  • Cuando hablo contigo todo mi día cambia, y aunque haya estado triste, comienzo a sonreír y a sentir que la vida merece la pena. Cuando te veo, la sensación es totalmente indescriptible.
  • Mi corazón es tuyo, tienes el poder de hacerme feliz, de cambiar mi vida a tu antojo, por eso necesito que me mantengas con vida gracias a tus besos.
  • Yo pensaba que el mundo era grande, pero desde que siento este amor por ti, a su lado en comparación todo me parece pequeño y diminuto.
  • La vida nos puede llegar a muchos lugares diferentes. Nuestra vida puede cambiar y nos puede llevar a destinos inesperados, antes todo eso me preocupaba, ahora me da igual ya que aunque no sé a dónde vamos a ir, sí que sé que quiero que tú y sólo tú, seas mi acompañante en el viaje de la vida.
  • No pienso que seas perfecta, tienes fallos, al igual que yo. Sin embargo eres perfecta para mí, y por eso no puedo alejarme de tu lado.
  • Te daría todo lo que me pidieras, solo pido a cambio poder estar contigo el resto de mi vida.
  • Siempre he pensado que no tengo ningún tipo de vicio, sin embargo desde que te conozco, esto no es cierto. Soy adicto a ti, así que nunca me voy a alejar de tu lado.
  • ¡He encontrado algo totalmente maravilloso! A ti.
  • Quiero que tengas muy clara una cosa, no quiero que me hagas feliz, no necesito que te esfuerces por conseguirlo, porque tan solo con tenerte a mi lado soy feliz. Lo que necesito es otra cosa, es que los dos seamos felices estando juntos.
  • Si veo una estrella fugaz me dices que le pida un deseo. Yo prefiero pedírtelo a ti, ya que tú sí que eres algo especial.
  • Hay muchas personas diferentes en el mundo, cada una tiene unas cualidades diferentes y cada una llama la atención por algo. Sin embargo tú tienes algo que no tienen las demás, tú tienes el poder de hacer feliz a las personas a tu paso. Gracias por haberte cruzado en mi camino.
  • Es curioso, cuando te miro a los ojos me pierdo en ellos, pero tú siempre eres capaz de encontrarme y traerme de vuelta con un beso.
  • A veces me pregunto por qué vida puede ser tan bella, y entonces te veo y lo comprendo todo.
  • Mis ojos nunca te han mentido. Cuando te miré y te prometí por primera vez que iba a estar siempre a tu lado, lo dije en serio. Cuando mis caricias te prometieron amor, también era cierto, y cuando te besé por primera vez… ahí no pude prometerte nada porque me convertí en tu esclavo.
  • Cada día que pasa me voy enamorando un poco más de ti, no puedo evitarlo ni frenarlo. Sólo con tenerte cerca de mí noto que pierdo la cabeza y que todo mi mundo se tambalea. Solo espero poder estar a tu lado para siempre. Te quiero mucho mi amor.

¿Cuándo utilizar una dedicatoria?

Las dedicatorias son un tipo de frases románticas, las cuales se pueden utilizar en determinados momentos en los que su significado va a tener mucho más sentido y por lo tanto van a surtir rápidamente el efecto deseado.

Las dedicatorias son perfectas sobre todo a la hora de hacer un regalo, y nos pueden servir para confesarle nuestros sentimientos a alguien que nos gusta, o para recordarle a nuestra pareja lo mucho que significa para nosotros.

Además va a hacer que el valor del regalo se multiplique, ya que ahora no solo tendrá valor material, sino que también lo tendrá sentimental y lo convertirá en un presente mucho más especial.

Otros momentos en los que son muy buenas las dedicatorias de amor, es si vamos a escribir una carta de amor, en ella todo va a ser importante, pero la dedicatoria puede marcar una gran diferencia.

¿Cómo complementar las dedicatorias de amor?

Una dedicatoria de amor por sí sola no es suficiente, como ya hemos dicho, es necesario acompañarla con algún otro tipo de detalle, como puede ser un regalo, pero ni si quiera es necesario que tenga un elevado valor económico. Podemos complementarla simplemente con una carta en la que declaremos nuestros sentimientos hacia esa persona.

Además de todo esto también debemos tener ciertas cosas claras, como que debemos siempre demostrar todo aquello que plasmemos en una dedicatoria. Si le decimos que haríamos cualquier cosa por ella o por él, debemos hacer que lo note y que no se queda todo en papel mojado.

El amor es algo delicado, por lo que vamos a tener que cuidarlo día a día, ya que igual que el amor puede aparecer de repente, también puede irse con la misma rapidez.

¿Por qué son buenas las dedicatorias de amor?

Las dedicatorias de amor es algo importante y muy positivo. Sirven para varias cosas, en primer lugar pueden ayudarnos a confesar ciertos sentimientos que tenemos pero que no tenemos muy claro cómo expresar.

Además para la persona que recibe la dedicatoria también puede ser un momento realmente especial, ya que va a ver lo mucho que la quieres y que has sido capaz de pensar una bonita dedicatoria que se adapte a vosotros.

dedicatorias de amor

En cualquier caso debemos tener también cuidado con este tipo de demostraciones de amor ya que aunque son perfectas para acompañar con un regalo o una carta, puede que haya determinados momentos en los que sea mejor optar por una frase o palabra de amor, sin tener que recurrir a las dedicatorias.